viernes, 16 de febrero de 2018

Austriaco Matthias Mayer, el esquiador de las grandes citas, oro olímpico de super-G

Inspirado en las grandes ocasiones, el austríaco Matthias Mayer conquistó este viernes el super-G de los Juegos de Pyeongchang, poniendo así fin al reinado de los noruegos en la prueba, ganadores del super-G en los Juegos desde 2002, por delante del suizo Beat Feuz y del vigente campeón Kjetil Jansrud.

Mayer sucede a su compatriota Hermann Maier como el último ganador no noruego de la segunda prueba de velocidad, en Nagano-1998.

Los 'Vikingos' del país escandinavo habían conquistado las cuatro últimas ediciones del super-G olímpico.

Mayer, oro en descenso en Sochi-2014, se convirtió asimismo en el segundo esquiador en haber conquistado las dos pruebas de velocidad en unos Juegos Olímpicos, junto con el noruego Aksel Lund Svindal (5º este viernes), ganador del descenso el jueves.

Noveno en el descenso la víspera, Mayer domó la pista de Jeongseon en 1 minuto 24 segundos y 44 centésimas, lo que supone 13 y 18 centésimas menos que sus compañeros en el podio, Feuz y Jansrud, bajo un cielo azul y soleado.

A sus 27 años, Mayer cuenta con dos victorias en super-G en Copa del Mundo, la última en Kitzbühel en enero de 2017.

- Meier como ídolo -

La espectacular caída sufrida por Hermann Maier durante el descenso de los Juegos de Nagano-1998, cuando el legendario austríaco perdió el oro pero se ganó el apodo de 'Herminator', creó el gusto por la velocidad sobre esquís al en aquel entonces imberbe Mayer.

"Es un día muy especial para mí. Me hice daño en una cadera al caerme en la bajada del eslalon de la combinada (martes) y mi fisioterapeuta tuvo mucho trabajo estos últimos días (...). En el último salto sentí que podría resultar algo bueno para mí y ver la casilla verde en el marcador siempre depara una fantástica sensación. Mi padre ganó la medalla de plata en los Juegos de 1988 y yo veía las pruebas cuando era niño todos los días desde el salón de casa. Ahora estoy muy contento de tener mi propia medalla", indicó Mayer.

Hasta el jueves, el doblete de oro olímpico en super-G/descenso sólo se había conseguido una vez, en categoría femenina por medio de la austríaca Michaela Dorfmeister en Turín-2006.

Svindal, oro en super-G en los Juegos de Vancouver-2010, y ahora Mayer, han igualado la gesta en un margen de dos días.

El chileno Henrik Von Appen, trigésimo, lideró la participación sudamericana en el super-G, por delante del boliviano Simon Breitfuss (45º) y del brasileño Michel Macedo, que no tomó la salida. AFP.com