domingo, 25 de febrero de 2018

Récords, sorpresas y leyendas; el legado de Pyeongchang

Noruega, un pequeño país de poco más de cinco millones de habitantes, tuvo un final apoteósico en los Juegos de Invierno de Pyeongchang-2018.

En la última prueba del programa, este domingo, la noruega Marit Björgen estableció un nuevo récord de medallas en los Juegos de Invierno al conquistar su 15ª presea olímpica, el oro en los 30 kilómetros de esquí de fondo.

Con ese triunfo, Noruega confirmó su primer puesto en el medallero, con 14 medallas de oro, otras tantas de plata y 11 de bronce, para un total de 39, un nuevo récord de podios en los Juegos de Invierno, superando los 37 de Estados Unidos en Vancouver-2010.

Alemania, segunda en el medallero, con 31, estuvo cerca de quitarle el primer puesto en número de oros.

En la última jornada, Alemania logró los dos primeros puestos en el bobsleigh a cuatro, con lo que terminó también con catorce oros, aunque con diez platas y siete bronces.

Los alemanes tenían el oro en hockey sobre hielo masculino, lo que le habría colocado en primer puesto del medallero, ya que a falta de 55 segundos, iban ganando por 3-2 la final a los rusos.

Pero un tanto de éstos a menos de un minuto, forzó la prórroga y en la prolongación, la Organización de Atletas Rusos (OAR), que disputaban los Juegos con la bandera olímpica, debido a su suspensión por su dopaje organizado, marcaron un gol de oro que le dio el primer puesto, para alivio de Noruega.

- Marit Björgen, en la leyenda -

Marit Björgen, de 37 años, igualó a sus compatriotas el biatleta Ole Einar Björndalen y al esquiador de fondo Björn Daehlie en el récord de 8 medallas de oro.

Björgen había llegado a Corea del Sur con 10 medallas en su palmarés, conquistadas desde los Juegos de Salt Lake City en 2002.

En Pyeongchang logró el oro en relevos, la plata en skiatlón y dos bronces en el 10 km libre y en esprint por equipos, además del oro en los 30 kilómetros.

Así pues, Björgen ostenta el siguiente palmarés olímpico: 8 oros, 4 platas y 3 bronces.

Sin embargo, con los Juegos de Verano incluidos, es el nadador estadounidense Michael Phelps quien ostenta el récord absoluto, con 28 medallas, 23 de ellas de oro.

Por su parte, los Deportistas Olímpicos de Rusia, grandes favoritos, cosecharon su primer título en hockey sobre hielo desde hace 26 años.

- Noveno título para Rusia -

Es el 9º título olímpico de los rusos en hockey, un récord, y solamente la segunda medalla de oro de la delegación de Deportistas olímpicos de Rusia en Pyeongchang tras la patinadora artística Alina Zagitova.

Sin los jugadores de la NHL, retenidos en el campeonato norteamericano, el torneo olímpico fue como estaba previsto muy abierto e imprevisible.

"Es genial, pero ahora he cumplido todos mis sueños, ya no tengo ningún sueño...", bromeaba el capitán ruso Pavel Datsyuk, medalla de bronce en 2002 en Salt Lake City y que entró este domingo en el selecto grupo de 28 jugadores que han sido campeones del mundo (2012), campeones olímpicos y ganadores de la Copa Stanley (2002 y 2008 con Detroit).

"Fue el partido más loco que he jugado", resumió Ilya Kovalchuk, bronce también en 2002.

Los jugadores rusos no se privaron de cantar su himno nacional, ya con las medallas al cuello, mientras sonaba el himno olímpico.

Los rusos ganaron ocho de diez títulos olímpicos entre 1956 y 1992, pero el oro se les negaba desde entonces, logrando solo una plata en 1998 en Nagano y un bronce en 2002 en Salt Lake City.

Pero no todo fueron buenas noticias para Rusia, ya que su bandera no ondeaba este domingo durante la ceremonia de clausura de los Juegos, después de que el COI decidiese mantener la suspensión a este país, sancionado por su sistema de dopaje institucionalizado.

Los dos casos de dopaje rusos durante estos quince días no permitieron levantar la suspensión.

"Si no hay nuevos casos de dopaje la suspensión será levantada", afirmó el presidente del COI, Thomas Bach, en una entrevista a la AFP.